Las mayores rentabilidades se pueden obtener en la deuda pública española (Entrevista a David Cano de AFI en Invertia)

Afinet Global EAFILa apuesta por Europa y de los países periféricos en particular son claras de cara a 2013. David Cano considera que las mayores rentabilidades se pueden obtener en la deuda pública española a cinco años y renta fija High Yield, preferentemente con una duración corta. En la Bolsa hay que estar, según el director general de AFI, Inversiones financieras Globales, EAFI. “Los bancos e Inditex son los valores que van a tirar del Ibex-35.”

David Cano Martínez  es director general de AFI, Inversiones financieras Globales, EAFI firma especializada en el asesoramiento de Gestión de Patrimonios, Fondos de inversión y Fondos de Pensiones. Desde 2003 es socio de Analistas Financieros Internacionales (AFI). Licenciado en Dirección y Administración de Empresas y Máster en Finanzas Cuantitativas, ha sido también profesor de los más prestigiosos centros de postgrado en finanzas españoles. Es coautor de una decena de libros de economía y artículos sobre política monetaria, mercados financieros y finanzas empresariales.

  • ¿Qué se espera de los mercados en 2013?

Esperamos sorpresas en lo económico ligeramente positivas, pero no tanto en los mercados financieros globales porque este año ha sido muy bueno.

Si uno analiza la evolución de los mercados, vemos que ha sido extraordinariamente bueno sobre todo en renta fija. Ha habido una reducción de tipos de interés y diferenciales que llevan casi a hipotecar la rentabilidad del próximo año sobre todo en renta fija.

Es muy difícil esperar rentabilidades salvo en dos segmentos. Nuestra principal recomendación son los Bonos “High Yield”, la renta fija de empresas de baja calidad crediticia; el otro es la Deuda Pública del Tesoro español.

Los bonos “High Yield” han subido este año un 13%. Y aunque algunos piensan que el próximo año no va a ser tan bueno y es verdad que no vamos a repetir estas cifras, sí esperamos rentabilidades del 6%-7%. Nosotros apostamos más por emisores europeos y no tanto americanos. Y sobre todo, en renta fija de duración muy corta con vencimientos a dos o tres años. Tratamos de no tener duración en las carteras de renta fija “High Yield”.

Durante este año hemos comprado letras y activos de Deuda Soberana española a dos años. Ahora nos vamos a ver obligados a incrementar la duración de nuestra cartera de Deuda Pública a cinco años o incluso a diez años.

Conviene advertir que los depósitos ya no rentan como hasta ahora. La lógica nos dice que la última fase de la redefinición del sistema financiero español debería venir aparejada con los depósitos que estén en línea con el Euribor. Estamos hablando de depósitos al 1%-1,5%, no más.

Por tanto, las mayores rentabilidades se pueden obtener en la Deuda Pública a cinco años y en renta fija “High Yield”, preferentemente de Europa y con poca duración.

La deuda corporativa de emisores españoles en vencimientos de dos y tres años es otro activo que puede ser interesante. Podemos encontrar bonos bancarios, de empresas privadas que en dos y tres años pueden dar algo de rentabilidad. Y desde luego, no vemos valor en renta fija corporativa Grado de Inversión y en bonos alemanes o en bonos Triple A. Lo único que se puede esperar, en todo caso, son pérdidas.

  • ¿Qué ha pasado en los mercados para que se haya producido este giro tan radical en la percepción de los activos europeos? ¿Europa y España, en particular, están cambiando el paso en los mercados?

Sí, exactamente. Yo creo que las cosas no estaban tan mal como se decía en julio y en agosto. El mercado se había puesto demasiado pesimista. Ahora es fácil decirlo, pero, está claro, que se pasaron treinta pueblos anticipando escenarios de ruptura y escenarios muy catastróficos que llevaron a niveles de estrés la renta fija y renta variable española, así como a una decisión en Comité de Inversión. Había una orden de no invertir nada en España.

  • ¿Cuál era el motivo de esta orden?

Tomaron la decisión de vender todo por temor a lo que podía pasar con España. Y se decidió no invertir. Así funcionan los mercados. Van por manadas y sobre reaccionan porque la situación no es tan mala como se decía en el mes de julio.

Con el programa OMT de compra de Bonos del Banco Central Europeo y también con la percepción de que España no es Grecia ni Portugal ni tampoco Irlanda, se decidió volver a invertir en España. También ayudaron las señales positivas que estaba dando España ajustándose macroeconómicamente y tomando medidas necesarias para resolver los problemas.

Por esa acumulación de indicadores, los inversores internacionales vuelven a mirar hacia España desde agosto. Y eso es muy importante, porque habían vendido todas sus posiciones.

Eso es un cambio claro de sensaciones, de sentimientos en los inversores internacionales. España es un mercado muy importante y a poco que quieran tener una posición en línea con lo que corresponde con el tamaño de nuestra economía va a aumentar mucho esta exposición.

  • ¿La economía española está mejorando?

Es verdad que la percepción ciudadana no lo ve así. Desde un punto de vista macroeconómico, España ha hecho el 85% del ajuste. Esto es muy importante y los inversores lo ven junto con la percepción de que ya no se puede sacar mucha rentabilidad a otros activos. Al final, el inversor se pregunta qué está haciendo invirtiendo en bonos alemanes al cero por ciento mientras se está perdiendo los Bonos españoles al 5%. Esa diferencia de rentabilidad es muy importante.

  • ¿Descarta la posibilidad de que España pida el rescate?

No. No lo descartamos. De hecho, entendemos que la petición de rescate debería ser el escenario central. Lo que sucede es que podría ser la profecía auto cumplida ahora de forma positiva.

Si los inversores vuelven a comprar, puede ser que ahora no haga falta el rescate. El rescate puede ser necesario porque tengamos turbulencias importantes externas; variables que solo te enteras cuando han sucedido. Hoy no sabemos cuáles son pero pueden condicionar y obligarnos a pedir un rescate.

Si pasa algo malo, tendremos que pedirlo. Mejor ahora, en condiciones normales que pedirlo de forma rápida, a destiempo y con unas condiciones más duras si pasa algo que nos obligue a hacerlo.

  • ¿Cuales son las perspectivas que presenta la Bolsa española de cara al próximo año?

Nos parece que es un mercado en el que estar. De cara a 2013, los bancos e Inditex son los valores que van a tirar del Ibex 35. Los bancos tienen que demostrar, ya lo han demostrado Santander, BBVA y CaixaBank, incluso Bankinter, que no eran bancos con problemas. Inditex puede seguir subiendo y luego las eléctricas que se han visto penalizadas por España.

La única duda que tenemos es Telefónica. También tendría que recuperar pero es verdad que tal vez su recuperación no parezca cercana, Tiene que reducir deuda y volver a pagar dividendo y eso no parece tan cercano. Tal vez en 2014.

  • Cuáles son los activos con más potencial en el mercado europeo?

La renta fija y la renta variable periférica. Entendemos que se tienen que ver beneficiados. En España, el Ibex, aunque ahora está subiendo respecto al DAX, ha hecho un -15% en términos comparativos.

  • ¿Cree que la deuda alemana ya no tiene recorrido?

En absoluto. Aunque haya recesión duradera con niveles a lo japonés. Para que tenga valor un bono alemán a 10 años hay que estar pensando que Alemania no va a crecer en los próximos diez años y va a permanecer la situación económica actual durante diez años. Todo puede pasar, pero lo malo ya está descontando.

Lo razonable es que haya alguna señal positiva de recuperación y el Bond alemán tendría que irse al 2,5%. Y si compras un bono al 1,5% y se va al 2,5% eso te da una pérdida del 7%. Y de eso tenemos que partir. Puede ser que ganes un 1,5%, no más. Pero como mejore, pierdes un 7%. Y ante ese binomio, el Bono español, que lo más normal es que ganes un 5%, es claramente ganador, en términos absolutos y comparativos.

  • ¿En qué otros activos podremos ver oportunidades de inversión el próximo año?

En el dólar. A pesar de que estamos diciendo de que Europa puede ser la sorpresa el próximo año, entendemos que el euro está sobrevalorado. El dólar debería cotizar a niveles de 1,25. Este debería ser su tipo de cambio de equilibrio. Por lo tanto cualquier nivel como el actual, entendemos que es interesante para comprar dólares. A niveles de 1,30- 1,32 yo creo que se ha pasado un poco.

Por países, el campanazo positivo lo puede dar Brasil, es un país que se ha frenado mucho y está llevando a cabo estímulos. El campanazo negativo, Turquía. Tiene una serie de desequilibrios que hay que vigilar con cuidado.

 

David Cano
Socio de AFI y director general de Afinet Global EAFI

Acceda al artículo en el siguiente enlace: Invertia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s