Las EAFI sirven para adecuar los productos financieros al perfil de los clientes inversores (Entrevista publicada en la revista Economía 3)

Cuando se le pregunta a Francisco Álvarez, presidente del grupo Ética y máximo responsable de Ética Patrimonios Eafi, cuál es, en su opinión, el elemento o atributo diferencial que incorpora la figura del asesor financiero independiente respecto a otros operadores que también intermedian la compra-venta de productos financieros en el mercado español, su respuesta deja poco margen para la duda: “Aunque ya sé que no es apropiado responder a una pregunta por otra pregunta, creo que en este caso mi respuesta/pregunta permite clarificar las cosas. ¿Qué diferencia existe entre los médicos que recetan fármacos una vez que han analizado en profundidad el estado de salud de un paciente y los laboratorios farmacéuticos que venden exclusivamente sus productos? Por ahí se encuentra la clave del tema”.

El pasado 6 de noviembre se celebró en la Bolsa de Valencia una sesión divulgativa sobre la figura de las empresas dedicadas al asesoramiento financiero independiente en la que, además de los máximos representantes del parqué valenciano, del Ministerio de Economía y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv), participaron Javier Kessler, presidente de la Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero (Aseafi), y el citado Francisco Álvarez en tanto que miembro de la directiva de Aseafi y representante de la primera entidad domiciliada en la Comunidad Valenciana que se inscribió en el Registro Oficial depositado en la Cnmv de Empresas de Asesoramiento Financiero (Eafi).

– ¿Qué motivos indujeron a Ética a constituirse como asesor financiero independiente y registrarse como tal?

– Hace diez años la asesoría financiera independiente era desconocida en España, mientras que en Europa, particularmente en Inglaterra, era una profesión de referencia en el sector de servicios financieros. Valga indicar que más del 60% del patrimonio de las familias inglesas está asesorado por los denominados “independant financial adviser” (IFA).

Precisamente, fue esa constatación la que dio lugar a la creación de Ética. Desde el inicio de nuestras actividades nos involucramos en la necesaria creación de un registro oficial, que permitiese dar a la profesión la carta de naturaleza y ‘nobleza’  que debe tener, y erradicar el intrusismo de los que se presentan como asesores independientes y no lo son.

Cinco Eafi en la Comunidad

– ¿En qué medida ha influido en el desarrollo de la actividad de Ética haber sido la primera entidad registrada en Valencia como asesor financiero independiente?

– El reconocimiento de que fuimos los primeros en impulsar la creación del registro ha sido positivo. Ello no quiere decir que los que se registraron después tengan menos importancia que nosotros.

En la Comunidad Valenciana hay ya cinco Eafi y nuestra participación en la asociación española tiene por objetivo, entre otras cosas, que el número de Eafi registradas crezca, porque la asesoría financiera independiente es una garantía para los ahorradores.

– ¿Cómo cree que perciben a Ética el resto de operadores financieros que actúan en esta plaza: como un competidor más o hay algún matiz diferencial?

– En un primer momento, la aparición oficial de las Eafi fue percibida negativamente por el sector, y se difundieron varios mitos para desprestigiarnos, diciendo, por ejemplo, que encarecíamos el coste del servicio de asesoría o que podríamos ser “chiringuitos financieros”.

Evidentemente, los que han intentado desprestigiarnos se equivocaron. Primero, porque estamos registrados y supervisados por la Cnmv, lo que descarta cualquier atisbo de “chiringuito”. Y segundo, porque decir que encarecemos el coste de asesoría es como decir que los médicos encarecen el coste de la sanidad. Los médicos son necesarios para las farmacias y los asesores financieros independientes son necesarios para los ahorradores y para las entidades financieras.

Somos perfectamente complementarios, porque nosotros no vendemos productos, vendemos consejos. Esto se ha demostrado ampliamente en Europa, donde las Eafi y las entidades financieras trabajan desde hace décadas mano a mano. ¿Por qué aquí tiene que ser diferente?

Información y cultura financiera

– ¿Existe suficiente información y conocimiento entre el público sobre la existencia de los asesores financieros independientes, la función que realizan y sus atributos diferenciales?

– No existe suficiente información. Y si no existe es precisamente porque las entidades financieras más influyentes, equivocándose, han hecho todo lo posible para que no se conozca la profesión. Por otro lado, no olvidemos que la cultura y conocimientos financieros deja todavía mucho que desear en España. Por eso Ética tiene también como eje difundir la cultura financiera.

Afortunadamente, esto está cambiando y, poco a poco, las entidades financieras en general empiezan a comprender que la colaboración entre ellas y las Eafi es la fórmula perfecta para el ahorrador.

– ¿Qué más se podría y debería hacer al respecto para contribuir a evitar escándalos como la venta masiva de participaciones preferentes u otros del mismo estilo de nuestro pasado reciente?

– Precisamente, difundir el hecho de que las Eafi existen para adecuar los productos financieros al perfil del cliente y evitar, como ha ocurrido, “el café para todos”, que es lo que generalmente se ha hecho en el sector de servicios financieros. Me refiero, por ejemplo, a cosas como que se ha vendido el mismo fondo a un cliente de 40 años que a un cliente de 70 años porque, simplemente, había que vender el fondo… Como en otros momentos había que vender participaciones preferentes. Lo más dramático es que también se ha demostrado en muchos casos, que los que vendían el fondo o las preferentes no sabían lo que vendían. Había que venderlo, punto.

Entrevista a Javier Kessler: “no estamos hablando solo de asesorar”

– ¿Cuál es el atributo diferencial que incorpora para los inversores la figura del asesor financiero independiente, respecto de otros profesionales que también intervienen en la compra-venta de productos y servicios financieros?

– Las Eafi son un eslabón adicional en el desarrollo del sistema financiero español. La labor del asesoramiento financiero se profesionaliza al mismo nivel que otras profesiones reconocidas por la sociedad como generadoras de valor añadido y, por tanto, con derecho para cobrar abiertamente por los servicios ofrecidos.

La sociedad entiende que un abogado o un médico privado cobra por la atención y servicio desarrollado y no ha sido así en la prestación de los servicios de inversión. Las Eafi ofrecen sus recomendaciones de forma independiente y transparente, lo que permite eliminar automáticamente cualquier elemento que pueda generar riesgos innecesarios al cliente final.

– ¿Qué condiciones deben reunirse para poder operar como asesor financiero independiente según la legislación vigente?

– Para poder constituir una Eafi es necesario demostrar capacidad en formación y experiencia en el sector financiero, y estructura suficiente para cumplir con la normativa relativa a las empresas de servicios de inversión. No estamos hablando sólo de asesorar, sino de disponer de todos los medios técnicos y humanos para ofrecer análisis y recomendaciones dentro de una estructura organizativa eficiente, destinada a controlar y proteger los intereses del cliente final.

– ¿Cuándo y para qué se creó la Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero Independiente (Aseafi)?

– La Asociación se creó en marzo de 2010 con el triple objetivo de representar los intereses de las Eafi autorizadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv); realizar una labor de coordinación interna entre las Eafi integradas en la Asociación, y fomentar la cooperación con entidades públicas y privadas, nacionales o extranjeras, que redunden en beneficio de los asociados.

 – ¿Cuántos miembros tiene hasta la fecha? 

– Se inicio con 19 socios fundadores y ha crecido el número hasta 40, representando más del 70% del volumen asesorado por Eafi.

– ¿Exige Aseafi a sus asociados el respeto y cumplimiento de algún código deontológico propio en el desempeño de su ejercicio profesional, que vaya más allá de lo establecido por la legislación vigente? En su caso, ¿qué obligaciones adicionales a la legislación vigente incorpora dicho código deontológico?

– Las Eafi, como todas las empresas de servicios de inversión, tienen un cumplimiento normativo obligado. Entre esas normas está un código de conducta que articula el funcionamiento de las actividades de análisis y asesoramiento financiero. No obstante,  Aseafi ha desarrollado un código deontológico común para todos los asociados, preparado para profundizar la protección del inversor final. Tratamos de evitar acciones que, siendo lícitas, pueden distorsionar nuestra verdadera labor de asesoramiento financiero transparente e independiente.

Acceda al artículo original de la revista en el siguiente enlace: Economía 3

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s