¿Están los grandes Bancos Americanos ya fuera de peligro?

Ya todas las grandes entidades financieras al otro lado del atlántico han presentado sus resultados trimestrales. Que lectura podemos hacer y sobre todo que conclusiones se dejan sacar? En una primera observación podemos constatar que el sector a pesar de todo, por lo menos en EE.UU., se está recuperando bien. La mayoría de entidades ha logrado reforzar su capital y los ingresos y beneficios han mejorado considerablemente en todas las líneas. No obstante, si lo analizamos con mas profundidad, se puede detectar que todavía queda mucho por hacer en cuanto a cargas heredadas del colapso financiero en 2008. A día de hoy muchas de estas secuelas siguen sin estar resueltas.

Los grandes contribuidores de ingresos recurrentes para las entidades siguen bastante atascados y en el primer trimestre gran parte de la mejora en ingresos es puro reflejo del aumento de volumen negociado en la intermediación financiera bursátil (papeles tradicionales como la Renta Fija y Renta Variable como también Divisas y Materias Primas). Algunas entidades hasta incluso obtuvieron un fuerte incremento en beneficios, gracias al sorprendente crecimiento del negocio hipotecario. A pesar de todo, se trata en ambos casos de fuentes de ingreso muy cíclicas y poco constantes y sería un error no tratarlos así. Es bien sabido que el negocio de intermediación bursátil es muy volátil y que tampoco es muy probable que nos encontremos definitivamente en el punto de inflexión con respecto al mercado de viviendas en EE.UU. Lo cierto es que la mejora del negocio hipotecario que han registrado las entidades americanas en el primer trimestre 2012 tiene mucho que ver con las ayudas estatales concedidas a propietarios en dificultades. En resumen: es poco probable que el ‘brokerage’ y el negocio hipotecario por si solo puedan asegurar el crecimiento a largo plazo de las entidades financieras americanas.

Para un crecimiento sostenible las entidades necesitan una solida recuperación de la economía americana que traería consigo un aumento gradual de la demanda en financiación (créditos) y en asesoramiento profesional en cuanto a operaciones corporativas (Fusiones y adquisiciones). Una recuperación de este tipo provocaría en una segunda fase, un aumento del nivel de tipos de interés, sobre todo de los tipos a largo plazo, lo que aumentaría substancialmente también el potencial de ingresos de los Bancos.

Christian Dürr
Director General
ETICA PATRIMONIOS EAFI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s