Reflexiones de Etica Patrimonios Eafi ante la reforma laboral

UNA REFORMA LABORAL CON GARANTIAS DE ÉXITO ES MUY CARA Y TIENE QUE IR MUCHO MAS ALLA DE LO QUE SE ESTA COMENTANDO

He visto a mucha gente poniéndose la medalla por la nueva reforma laboral. Pero entre tantos abrazos y felicitaciones se olvida de que el reto es enorme y se subestima el coste financiero si es que se quiere hacer bien, con garantías de éxito.

Cualquier país del mundo que quiere que su economía sea capaz de hacer frente a contratiempos importantes (crisis del ladrillo, financiera, deuda etc.) necesita implantar unas líneas directrices que garanticen la fomentación de una solida base económica en el futuro. Bajo mi punto de vista, para que la reforma laboral sea garante de una economía mas solida en el futuro, tiene que ir mucho mas allá de lo que se está comentando durante estos días. Para mí, la clave de una reforma exitosa está en la ‘Formación Profesional’.  En la mayoría de países con economías solidas destaca que sus clases trabajadoras o clases medias pueden pretender de haber recibido un formación básica y continua de elevado nivel y a la vez muy competitiva con respecto a otros países. En España existe un déficit enorme con respecto a la formación práctica como alternativa al camino tradicional universitario.

La ‘Formación Profesional’ en países como Alemania, Austria o Suiza consiste en que el Estado pone a disposición una amplia infraestructura que cubre a todo el territorio nacional con centros de formación altamente equipados y especializados por grupo/sector profesional en cada aglomeración superior a los 50.000 habitantes. Son centros gestionados de manera muy profesional que están coordinados de tal manera que los alumnos pasan 2 días de la semana en las aulas estudiando asignaturas teóricas y el resto de la semana (3 días) aprendiendo la práctica del oficio en sus puestos de trabajo bajo la atenta mirada de un tutor designado por la propia empresa. En cuanto al profesorado de los centros, en su mayoría son gente de destacada experiencia profesional que dan clases como complemento a su trabajo habitual y con el visto bueno de sus empresas. Uno de los mayores beneficios de tener profesores de este calibre es la calidad y el enfoque practico que aportan a la enseñanza. El punto débil de este formato en cambio es su elevado coste: las empresas que ponen a disposición a los mejores profesores necesitan obtener una compensación económica al igual que los profesores. Si no estás dispuesto a hacer un esfuerzo económico, difícilmente vas a poder convencer a las empresas y a los mejores tutores/profesores (bastante otras cosas importantes tendrán que hacer).

Pero no solo es el estado el que tiene que ponerse las pilas sino también las Empresas. El modelo de estos países exige un elevado compromiso por parte de los empresarios y las asociaciones sectoriales de cada grupo/sector profesional.  No solo tienen que estar dispuestos a poner a disposición los profesores de los centros sino también dedicar recursos financieros a la formación de los tutores que enseñan el oficio practico a los aprendices en sus puestos de trabajo. Aquí ayuda el hecho de que los empresarios son muy conscientes de que la transmisión de conocimiento bajo este formato tiene un componente muy beneficioso para la empresa si se logra cerrar la cadena de valor. Es decir: yo invierto en tu buena formación, te cuido y te hago progresar dentro de mi empresa y tu a cambio me lo agradeces con fidelidad y actitud profesional y así logro que el conocimiento transmitido y adquirido se queda dentro de la empresa. Una cadena de creación de valor perfecta!

En el caso concreto de la España actual deberían existir los FP’s de 3-4 años (y del formato antes descrito) a partir de la escuela obligatoria para alumnos de entre 16 y 20 años. Adicionalmente debería existir un FP especial de 2-3 años para los parados que quieren cambiar de oficio. Este FP debería ser sin límite de edad y con libre mercado en la selección de los aprendices por parte de las empresas. Haciéndolo así, logras que el mercado de FP se convierte en un mercado laboral mas competitivo. Esto al mismo tiempo requiere que por fin en España se potencien nuevos sectores o subsectores cuyo motor principal es ‘el saber hacer’ o ‘la innovación’ y no la mano de obra barata (para que vamos a competir con China si la partida está perdida de antemano?). Los empresarios por su lado deben de ser autocríticos con sus negocios y preguntarse qué es lo que tiene mas números para traer mayor prosperidad a su propia economía y a la de su país (creación de nuevos puestos de trabajo etc.): mantener viva en la UCI a una empresa condenada a muerte o abrirse a nuevos sectores y mercados menos tradicionales pero con mayor proyección y potencial de crecimiento futuro?

Christian Dürr

Director General

ETICA Patrimonios EAFI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s