Consejos para invertir en momentos de incertidumbre

La volatilidad o riesgo de los mercados se ha disparado en los últimos años, la incertidumbre ha aumentado de tal manera que ha minado la confianza de los inversores. En momentos como los actuales es necesario extremar la precaución y ser disciplinado en el proceso de inversión. Para ello es aconsejable, antes de realizar una inversión, dar una serie de pasos.

Analice bien su perfil de riesgo

En las casi dos décadas que llevamos asesorando a clientes, nos ha tocado conocer a todo tipo de inversores, más o menos arriesgados, y hemos aprendido que lo esencial no es hacerle ganar más o menos sino ajustar bien el riesgo de las carteras al perfil del inversor ya que los problemas surgen cuando un inversor tiene una cartera más arriesgada de lo que debe o viceversa. Para analizar cuál es su perfil, no solo hay que tener en cuenta su apetito por el riesgo o su mayor o menor aversión a este, también hay que tener en cuenta los conocimientos y experiencia inversora, así como la situación financiera y las necesidades de liquidez, a corto y a medio plazo.

No arriesgue más de la cuenta

Aunque parezca una obviedad, es un punto muy importante entender que no hay que correr más riesgos de los necesarios. No es mejor inversor el que gana más, sino el que para ganar lo mismo que otro arriesga menos. Esto es posible con una buena diversificación de la cartera.

Invierta solamente en productos que entienda

Como dice Warren Buffett, reputado inversor internacional, no se debe invertir en productos en los que no se entiende perfectamente su estructura o funcionamiento. La ingeniería financiera ha desarrollado productos muy complejos, como los depósitos estructurados, hedge funds, derivados de renta variable, como CFD’s y Warrants, en los solamente debe invertir quien tenga los suficientes conocimientos financieros. No es una cuestión de riesgo sino de complejidad, a veces es más conveniente invertir en acciones de Telefónica que en un depósito estructurado referenciado a la evolución de este mismo valor. Aunque tenga menos riesgo, si no lo entiende bien es mejor que no invierta en el.

Diversifique para reducir el riesgo

Una correcta diversificación es la mejor manera de reducir el riesgo de una cartera sin comprometer la rentabilidad. No lo apueste todo a una carta, si, por ejemplo, quiere realizar una inversión en renta variable europea a través de fondos, compre fondos con diferentes estrategias y, si es posible de diferentes gestoras, ello reducirá la volatilidad de la cartera.

Tenga en cuenta la fiscalidad de las inversiones

A veces son más interesantes inversiones con una rentabilidad más baja si su tributación es menor. O lo que es lo mismo, si el impacto fiscal de las ganancias de una inversión es alto, ello le obligará a arriesgar más para ganar lo mismo que en otra que sea más eficiente fiscalmente.

Piense siempre en el largo plazo

No hay duros a cuatro pesetas, ni inversiones de corto plazo y alta rentabilidad. Si invierte en activos con riesgo, mantenga una estrategia de inversión de largo plazo, le dará mejores resultados. Si le preocupa la elección del momento para invertir porque no sabe si el mercado está en el mínimo, no espere a comprar todo de una vez, haga varias compras de manera que obtenga un precio medio ponderado. Tenga en cuenta que encontrar el momento más adecuado es muy difícil, este solo se manifiesta cuando ya ha pasado.

Haga un seguimiento periódico de su inversión

No sirve de nada realizar una inversión, por idónea que sea cuando se hace, si no se revisa periódicamente, máxime en el entorno actual de alta volatilidad e incertidumbre en los mercados financieros. Haga una gestión activa de su cartera, comprar y mantener no es una buena idea, revise la situación de sus inversiones si no quiere tener sorpresas desagradables. También se pueden producir cambios en su perfil inversor que hagan que lo que al principio era idóneo para usted, ya no lo es.

Déjese aconsejar por un experto

Para realizar una buena planificación patrimonial es conveniente solicitar el consejo de un experto. Lo mismo que se acude a un abogado cuando se tiene un problema legal o a un médico cundo se tiene un problema de salud, acuda a un profesional si necesita asesoramiento financiero. No se auto medique.

Carlos García Ciriza

Carlos taberna Senosiain

C2 Asesores Patrimoniales EAFI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s