Carta DI Mayo: ¿Default or not default, esa es la cuestión?

Estimado amigo,

Hoy, son pocas personas las que realmente creen que se puede producir la quiebra de la deuda de un estado como Grecia, Portugal o incluso Estados Unidos.

Por eso antes que nada, me gustaría recordar que en el año 2000, en plena euforia de la burbuja tecnológica,  recuerdo la opinión de un respetado analista: “la burbuja de Internet existe pero nunca explotará porque es de hierro”. En el 2006 cuando planteaba la posibilidad de una burbuja inmobiliaria, la gente sólo sabía responderme: “el inmobiliario nunca baja”. En el 2007, cuando pensaba que el sector bancario estaba quebrado, muchos no querían creerlo.

Durante casi todo el año 2010, no he parado de repetir que existe una situación crítica frente a la deuda de los estados debida al endeudamiento estructural de estos que no lo pagaran ni mis futuros biznietos.  Bill Gross (PIMCO) ya avisó en marzo 2011 anunciando que se había vendido toda la deuda de USA. En DiverInvest, nuestras previsiones para el 2011 asesoraban: “no tener nada de deuda de gobierno en cartera”. Ahora, Bill Gross va un paso más allá y en su carta de abril dice que la deuda de USA “apesta” y la compara a la mofeta Pepé Le Pew.

Los estados están obligados a tomar draconianas políticas de recorte social y privatización. De todos modos, todo parece indicar que un largo periodo de austeridad en los presupuestos, no va a ser suficiente para estabilizar la situación actual. Además, es importante resaltar que dentro de la zona Euro: Grecia, Irlanda y Portugal, no cuentan con la opción de la devaluación, algo que ayudaría a resolver y suavizaría la situación actual.

Por lo tanto, aunque nadie lo quiera reconocer, la próxima fase de la crisis europea será la restructuración de la deuda de los países periféricos, empezando por Grecia. El economista jefe del BCE Jürgen Stark, reconoció que “reestructurar la deuda griega sería peor que la crisis de Lehman”.

Es muy probable, que vivamos la “restructuración” de la deuda griega. Por eso creo que lo que hay que cuestionarse es ¿Cómo se va a producir?

Señores que nadie se preocupe, en exceso, la restructuración que vamos a vivir se va producir de forma elegante y muy bien explicada. Además, no va a ser como todos pensamos de la forma convencional.  Será lenta y a través de un default encubierto que afectará a los ahorradores. Estará compuesta por una alta inflación y  tipos de interés reales negativos.

Esta reflexión nos conduce a seguir asesorando en mantenerse lejos de la renta fija y en especial la deuda de gobierno. Además, recomendamos a nuestros inversores que inviertan en bolsa pero no pensando en el largo plazo.

Un fuerte abrazo,

David Levy

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s